REDUCE EMISIONES

Puede que tengas cerca la itv, o simplemente tengas un problema de humo negro.

Es importante solucionarlo porque si es el caso de la itv no la pasarás muy probablemente, y además porque ese humo negro es dinero que estás tirando.

El humo negro (causa de una mala combustión) va generando una acumulación de residuos progresiva que aumenta la mala combustión con lo que el problema va a peor, traduciéndose en un incremento del consumo de combustible, pérdida de potencia y aceleración, averías...

¿Cómo solucionarlo?

Si tenemos un vehículo con una emisión alta de humo negro recomendamos utilizar un Tratamiento de Choque Gasolina o Diésel, añadir al depósito de combustible y repostar hasta tener en el tanque unos 15-20 litros o un cuarto del depósito.

Realizando un recorrido de al menos 15km subiendo un poco las revoluciones para ayudar al producto a hacer la limpieza más intensamente, conseguiremos una reducción de emisiones drástica, un menor consumo de combustible, más suavidad  y aceleración en tu vehículo.

Si además tu vehículo dispone de FAP, nuestro Catalytic Cleaner, la limpieza además se extiende al sistema de escape. Se añade igualmente al depósito de combustible y repostamos hasta que tengamos en el tanque unos 15-20 litros o un cuarto del depósito.

Realizando las mismas operaciones que con el Tratamiento de Choque conseguiremos reducir emisiones y provocar la limpieza del FAP con más frecuencia.

¿Como evitarlo?

Para evitar estos humos negros disponemos del Mantenimiento Gasolina o Diésel, su uso cada 2 depósitos mejora la combustión con lo que reducimos la posibilidad de que aparezcan los humos negros.

Para vehículos con FAP recomendamos añadir el Catalytic Cleaner  en modo preventivo antes de llenar el depósito cada 3 o 4 meses especialmente si nuestro recorrido es sobre todo urbano.